7 Historias de Terror Coreanas Tradicionales

¡Apaga las luces, acomódate y sigue leyendo!

Nine-Tailed Fox (Gumiho)

Los zorros de nueve colas son comunes en el folclore originario de Corea, China y Japón. De acuerdo a estas leyendas, un zorro que vive por mil años puede convertirse en un espíritu y cambiar de forma libremente. Aunque, su forma más común sería la de una hermosa jovencita que seduce a hombres y se come a estas almas desafortunadas.

El cuento coreano “La Hermana Zorro” habla de una pareja con dos hijos que querían tener a una hija. Rezando por una hija incluso si ella era un zorro, la familia fue bendecida con una. Sin embargo, la feliz historia rápidamente tomó un giro sangriento cuando la familia empezó a notar que su ganado estaba siendo asesinado misteriosamente.

Las investigaciones de los dos hijos culminaron en acusaciones de que su hermana era la responsable – acusaciones que sus padres rechazaron con firmeza. Ambos hijos se fueron de casa y después cuando regresaron, descubrieron que solo su hermana quedaba en casa. La noche de su regreso, el hijo mayor descubrió que su hermana menor era un espíritu zorro que había devorado al resto de la familia para convertirse en humano real.

Sin embargo, en tiempos modernos, puedes encontrar zorros de nueve colas (o representación de ellos) en K-Dramas como “My Girlfriend is a Gumiho”, “Grudge: The Revolt of Gumiho” y “Gu Family Book”. El folclore original presta un toque de espiritualidad a estos dramas contemporáneos a través de conceptos como transformaciones física y el deseo del zorro por la mortalidad. Y un dato curioso, mientras que los zorros de nueve colas son en su mayoría representados como mujeres, “Gu Family Book” interpreta a sus espíritus como hombres (quienes no son menos encantadores que sus contrapartes femeninas).

Los zorros de nueve colas incluso realizaron una aparición en el programa “Running Man”, donde Song Ji Hyo y las otras invitadas tenían que buscas cosas con el fin de convertirse en humanas.

Virgin Ghost (Cheonyeo Gwisin)

¿Cabello largo y vestido blanco? ¡Existe la posibilidad que pienses en una gwisin! En realidad, “gwisin” es una palabra muy genérica que se traduce a “fantasma” y caen en la categoría de cuentos super naturales coreanos. Atrapados en la tierra de vivos por tener tareas no cumplidas y sufrimiento indecibles, los fantasmas aparecen en lugares como edificios abandonados, bosques y escuelas.

De esos, los más famosos probablemente serían fantasmas de chicas vírgenes que llevan una existencia maldita por morir antes de cumplir sus deberes confucianos de servir a los ancianos y sus futuros esposos. Amargados y con resentimientos, se decía que estos espíritus malévolos aterrorizaban a sus antiguos pueblos hasta que la gente del pueblo intentaba aplacarlos con… estatuas fálicas. Algunas estatuas han sobrevivido hasta este día. El parque Haesindang en Samcheok, por ejemplo, tienen una colección de estas.

Tan temible como su reputación es, las fantasmas vírgenes aparecen en los medios coreanos en formas más agradables estos días (piensa en menos venganza y más amor). El drama “Oh My Ghostess” conecta a una libidinosa fantasma virgen con una asistente de cocina para que el fantasma pueda perder su virginidad y moverse con éxito al más allá.

En el video musical “V” de Lee Jung Hyun”, una fantasma virgen también tiene un toque K-Pop, el vestido feo blanco es cambiado por un vestido de boda glamuroso y la fantasma misma sale con una asombrosa banda de chicas zombies.

Fantasma huevo (Dalgyal Gwishin)

Tal vez ya adivinaste por la foto, pero si, este tipo específico de fantasmas son llamados fantasmas huevo por su apariencia sin rostro. Fantasmas huevo tienen otros nombres como Noppega-bo en Japón y Mujina en Hawái.

Representados como criaturas sin emociones y estatura baja, se dice que los fantasmas huevo coreanos fueron personas sin hijos en sus anteriores vidas. Sin descendientes que realicen rituales memoriales, estos espíritus son gradualmente despojados de la humanidad y personalidad que una vez tuvieron y están maldecidos a una existencia miserable en el más allá. A pesar de que no tienen un motivo discernible, los fantasmas huevo inevitablemente causan la muerte instantánea a cualquiera que los vea, sacando la vida de sus víctimas como alguna vez lo experimentaron.

Fantasma del agua (Mul Gwishin)

Nacidos de personas que accidentalmente murieron ahogados, los fantasmas agua son espíritus que habitan en el mar. Encadenados al mundo viviente por las ataduras del trauma, no se dan cuenta de que han muerto y, por eso, persiguen ávidamente a otros nadadores por ayuda, compañía o por pura schadenfreude.

La próxima vez que tu cuerpo esté en el agua y sientas que algo tira de ti, tal vez sea un fantasma tratando de replicar su destino con alguien más. Mientras que usualmente son descritos como una fuerza invisible que te llevan a las profundidades, algunas veces estos fantasmas son representados con cabello largo y brazos que salen de la calma para atrapar a algún desafortunado nadador.

En la película de terror coreana, “Dear Friend”, los fantasmas agua buscan la sangre de un grupo de estudiantes luego de que las chicas usaran una ouija tradicional coreana (llamada “bunshinsaba“) para hacer una sesión espiritista y visitar un manantial en un bosque.

Diosa de la letrina (Cheuksin)

Brutal y hostil, estos fantasmas son diosas de las letrinas en casas tradicionales coreanas, cuartos que son oscuros y aislados de la casa principal. Manifestándose como mujeres con cabello largo, estas deidades esperan en la oscuridad y cepillan su largo cabello en preparación para sus crueles fechorías.

Se dice que cualquiera que se acerque a una letrina tiene que toser tres veces para alertar a la fantasma de su presencia y darle tiempo para alejarse. Sin embargo, si fallas en hacer esto, una diosa se enfadará y dirigirá su largo cabello al cuello de la víctima para estrangularlo y matarlo desde el techo. Incluso si los desafortunados escaparan de la muerte, todavía serían infligidos con una mezcla de enfermedades incurables por la ciencia moderna.

Si piensas que esto es algo del pasado ahora que las letrinas no se usan, piénsalo de nuevo. Los fantasmas del baño llamados “hoajangshil gwisins” son primos cercanos, quienes residen en los baños (aunque persiguen a los usuarios desprevenidos de manera mucho más indiscriminada).

En “Let’s Fight Ghost” un exorcista llamado Bong Pal (Taecyeon de 2PM) se encuentra con uno mientras está cepillándose los dientes en el baño. Rodeada por humo negro, la mujer de cabello largo flota por la habitación hasta que se da cuenta que el exorcista la puede mirar.

La parca (Jeoseung Saja)

Desde La Catrina en México hasta la clásica muerte adoptada a lo largo del occidente, las personificaciones de la muerte son diferentes en cada cultura. En Corea, las parcas son dioses de la muerte que toman las almas de los muertos. Bajo el cargo del Gran Rey Yŏmna, las parcas escoltan a las almas de la tierra de los vivos al inframundo tras su muerte.

Aunque estos dioses de la muerte hacen múltiples apariciones a lo largo del folclore tradicional coreano, frecuentemente se presentan ante sus oponentes que logran engañar a la muerte con éxito. Uno de los cuentos raros en el cual una parca es capaz de llevar a cabo su tarea sobrenatural es “Myth of General Sineui”. En este folclore, un fuerte y capaz general Sineui intenta alejar al profeta de la muerte, plantando un anillo de naranjos, perforándole la cabeza con una aguja de plata (los tiempos desesperados requieren medidas desesperadas) y luchando contra legiones de fantasmas en el inframundo. Cada vez, el dios de la muerte encuentra una forma para frustrar al gran general, aludiendo a la inutilidad de engañar a la muerte.

Sin embargo, no todos las parcas tienen que pasar por caminos difíciles para transportar sus cargas al reino inferior. El de “Goblin” realiza su trabajo sin ninguna culpa, usando sus poderes para tachar su lista de muertes potenciales (y algunas veces, causándolas). Atando el pasado y el presente para mostrar cómo se entrelazan los destinos de los personajes, el drama también reveló los inicios de cómo surge una parca.

Goblin (Dokkaebi)

No podemos hablar de parcas si no le damos el crédito que merecen a los duendes. Los duendes coreanos son creados por la posesión espiritual de objetos que contienen la mancha de sangre humana. Llevando un arsenal de extraordinarios poderes y habilidades bajo sus mangas, estos duendes no deben tomarse a la ligera, ya que la gran responsabilidad no siempre viene con gran poder.

En un cuento tradicional, un anciano se hace amigo de un duende solo para sorprenderse cuando un día vio el reflejo de su amigo y se dio cuenta de que se estaba convirtiendo en la criatura. Sintiéndose traicionado, el anciano roció su casa con sangre de vaca, que se dice es el miedo del duende, y desvió con éxito al astuto duende.

“Goblin” se mantiene fiel a la poderosa y viciosa naturaleza del duende al poner en evidencia la conexión histórica con la espada manchada de sangre de un general. Brillando rojo a la luz del día con la sangre de los soldados que había masacrado, la espada se convierte en un elemento místico atado a la vida del duende a partir de entonces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s